Las tecnologías emergentes, el internet y los dispositivos electrónicos juegan un papel fundamental para toda la sociedad a nivel mundial. Su impacto ha cambiado desde la forma de interactuar, hasta la forma en cómo adquirimos cualquier tipo de bien, lo cual fomenta una revolución para el sector empresarial.

El sector empresarial más beneficiado de dicha revolución es el del e-commerce o comercio electrónico, el cual consiste en la compra y venta de productos o servicios a través de Internet. Sin embargo, esto repercute en estar al día, en constante adaptación, innovación y sobre todo escuchar las exigencias de los consumidores.  

Según el Statista, existen 4 ramas del comercio electrónico B2B, B2C, C2C, B2E, G2C, las cuales serán explicadas a continuación:

  • B2B: Son las transacciones que se llevan a cabo únicamente entre empresas que estén usando las plataformas de comercio digital (no necesariamente del mismo giro de negocio).
  • B2C: Son las operaciones entre los negocios o tiendas virtuales y el consumidor final, donde el primer actor es el que ofrece cualquier tipo de producto y/o servicio. 
  • C2C: Es el método de compra electrónica en el que dos consumidores finales participan, donde uno ofrece un producto y/o servicio y otro lo adquiere a través de las tecnologías de información.
  • B2E: Esta nueva categoría está en disputa, ya que puede ser englobada en cualquiera de las 3 opciones anteriores. Sin embargo, empresas como Amazon, Ebay, etc., son claros ejemplos de que el empleado forma parte de un consumidor de la empresa de la cual trabaja.

Un punto el cual dejamos al final pero, no menos importante, es el pago digital. Para el Statista el pago más importante, utilizado y buscado por los clientes es el pago por Paypal, el cual su principal preocupación es la protección de datos y transacciones más seguras. Solo en el 2015 el 70% de los compradores online fueron a través de esta plataforma.

Actualmente, el comercio electrónico en México forma una parte vital en la generación de ingresos para los mercados B2C. De acuerdo con Forbes, esta forma de pago generó ganancias en el 2018 de 100,000 millones de pesos, con un panorama favorable de incremento de 22% para los años 2020 y 2021.

Fuente: Forbes 

La tendencia que muestra Statista, es que para el año 2023 el 57% de la población en México estará inmiscuida en este mundo de compra digital, donde el 60% de las ventas de comercio electrónico está enfocado en experiencias de entretenimiento. 

Así que no lo olvides, el comercio electrónico está en acenso y adaptarte te permitirá seguir compitiendo en el mercado.

Si no tienes aún esta herramienta tecnológica dentro de tu empresa, escríbenos a [email protected] y te asesoraremos con la mejor forma para integrarlo a tu empresa.

Fuente: Merca 2.0