En Mevent Experiences nos preocupamos por nuestro equipo. Cada uno de los integrantes forma parte de la operación de esta empresa, además de compartir la misma misión y visión de está organización. Por lo que, es primordial mantener una buena cultura organizacional para disfrutar de nuestro trabajo.

Basándonos en lo que menciona Hubspot, la cultura organizacional se debe de ver como un sistema operativo dinámico que impulsa a la empresa. Enfocado en creencias, valores y prácticas compartidas que, para fines corporativos fomenta el cumplimiento de objetivos, donde la ética es primordial.

Esto desencadena un sin fín de beneficios, uno de ellos, el cual es el más importante para tu operación.Dejando los rodeos, al tener una buena cultura organizacional puedes atraer y mantener el mejor talento humano. Esto disminuye tu rotación de personal y generá compromiso con los mismos.

Cuando planifiques la creación del código de cultura de tu empresa, deberás tener en cuenta estas características:

  • Filosofía. Será el eje por el cual transitará la labor de tu empresa y guiará al resto de aspectos. Al adoptar una filosofía, interpretas y explicas cómo lograr los fines, y es la misma que infundes en cada tarea.
  • Misión. Es la razón de ser de tu compañía y el compromiso que realiza frente al mercado.
  • Visión. La visión describe el objetivo final. Es una aspiración o el deseo como un impulso que lleva a tu empresa a superarse a sí misma.
  • Valores. Los valores que incluyas en el código de cultura serán el fundamento de las acciones y tareas de cada miembro de la empresa. 
  • Ambiente empresarial. Es un entorno que se alimenta de las relaciones entre sus miembros y la actitud que demuestren frente a diversas situaciones laborales. 
  • Sentido de identidad. Es la forma en que los empleados se perciben como representantes de una empresa (y en que la organización, a su vez, los representa).
  • Normas, reglas o lineamientos. Estos estatutos son necesarios para las compañías que quieren añadir a cada lineamiento una sanción, mientras que otras ya no desean continuar trabajando bajo este modelo de regla-sanción.

La cultura organizacional es importante, ya que se puede entender mejor una organización si se conoce su “cultura”, el qué, cómo y por qué se hacen las cosas así como el cómo y por qué de sus actos; en cuanto a la identidad organizacional, difiere de la cultura organizacional por el papel importante del fenómeno de transferencia, puesto que, la naturaleza de las conexiones o desconexiones emocionales es el equilibrio de la vida organizacional y la esencia de la identidad organizacional.